SI Vault
 
SAMUEL ETO'O
Bryan Armen Graham
May 30, 2010
EL MÁS INDOMABLE DE LOS LEONES HA ASUMIDO SU NUEVO ROL DE CAPITÁN DE CAMERÚN E ÍCONO DE TODO UN CONTINENTE
Decrease font Decrease font
Enlarge font Enlarge font
May 30, 2010

Samuel Eto'o

EL MÁS INDOMABLE DE LOS LEONES HA ASUMIDO SU NUEVO ROL DE CAPITÁN DE CAMERÚN E ÍCONO DE TODO UN CONTINENTE

View CoverRead All Articles

OBSERVAR A SAMUEL ETO'O ZIGZAGUEAR ENTRE LOS DEFENSORES Y TERMINAR ENVIANDO LA PELOTA A LA RED CON CUALQUIERA DE SUS DOS PIERNAS, ES VER CÓMO UN PARTIDO CAMBIA CON UNA GENIALIDAD. DESDE QUE CONDUJO A Camerún a una sorpresiva medalla de oro en los Juegos Olímpicos 2000, Eto'o ha ayudado a los Leones Indomables a clasificar a la Copa Africana de Naciones en cinco ocasiones y a ganarla en dos. Durante el último lustro sus goles permitieron al Barcelona obtener tres títulos de la Liga y dos ediciones de la Champions. Si a eso agregamos una lista de premios demasiado larga para repasar aquí, tenemos que a sus 29 años, este delantero es el jugador africano más destacado de la historia.

El punto cúlmine de su carrera en clubes se produjo el año pasado, cuando Eto'o fue clave en un equipo que muchos llamaron el mejor en la historia blaugrana. Rompió su propio récord goleador en una temporada con 36 dianas en todas las competencias, mientras el Barça se convertía en el único cuadro en ganar la Liga, la Copa del Rey y la Champions en una misma campaña. Sumando las Supercopas de España y Europa, y el Mundial de Clubes FIFA, el Barça figura como el primer equipo en la historia en conseguir seis torneos en una sola temporada. Y durante gran parte de esa gesta, Eto'o fue el centro de la ofensiva catalana.

El verano pasado partió al Inter Milan, en momentos en que las esperanzas de Camerún de clasificar al Mundial corrían serio riesgo. El nuevo entrenador del seleccionado africano, Paul Le Guen, le quitó el brazalete de capitán al veterano Rigobert Song para dárselo a Eto'o. Con ello, Le Guen arriesgó que sus dirigidos le quitaran el saludo, pero el artillero histórico de los Leones anotó tres veces en las cuatro victorias consecutivas con que consiguieron el boleto a Sudáfrica. (Agradecido, Eto'o le compró un reloj de $44,000 dólares a cada uno de sus compañeros).

Eto'o no es el primer futbolista africano que se convierte en ídolo. Roger Milla, capitán de Camerún durante su primera aparición mundialista en 1982, fue convencido de abandonar su retiro para jugar el Mundial 1990 a los 38 años. Con cuatro goles, el veterano centrodelantero impulsó a los Leones hasta cuartos de final donde, tras comenzar ganándole a Inglaterra, terminaron cayendo en tiempo suplementario.

No es sorpresa, entonces, que haya sido el propio Milla quien inspiró el interés de Eto'o en el fútbol. A fines de los años ochenta, terminado un partido, Milla lanzó su camiseta a la tribuna. La prenda mágica aterrizó en brazos de Eto'o, que tenía sólo 6 años. A los 14, éste vestía por primera vez los colores de su país, siendo detectado por Pirri, ex astro del Real Madrid. No mucho tiempo después, el chico jugaba para la reserva del Madrid. Pero, como en un comienzo no era capaz de hablar una palabra de español, los merengues lo enviaron a préstamo de club en club. Finalmente fue transferido al Mallorca, donde jugó cinco temporadas antes de fichar por el Barcelona en 2004.

En el Camp Nou pasó de talento precoz a astro mundial, deslumbrando a los hinchas con sus corridas espectaculares y su instinto de área. Anotó 121 veces en cinco temporadas, convirtiéndose en el tercer máximo goleador en los 111 años de historia del club catalán. Sus contradicciones, que van desde su estilo de juego (artístico pero simple) a su personalidad (combativa pero encantadora), no han hecho más que engrandecer su mística.

Con todo, quizá su mayor logro sea que Camerún ahora exija éxito internacional. Se espera mucho de Eto'o en Sudáfrica: el día que se anunció que el Mundial 2010 se jugaría en el continente africano, su nombre surgió como principal candidato a ganar el Botín de Oro. Pero después de jugar por 13 años en esa olla a presión que es la Liga, el delantero debería estar a la altura de esas expectativas. Si llega en forma al primer Mundial en suelo africano, este camerunés podría elevar el fútbol de ese continente a alturas inéditas.

1