SI Vault
 
NUEVA ZELANDA
Gabriele Marcotti
May 30, 2010
LA SALIDA DE AUSTRALIA DE LA CONFEDERACIÓN DE OCEANÍA LE DESPEJÓ EL CAMINO A NUEVA ZELANDA PARA APLASTAR A EQUIPOS COMO NUEVA CALEDONIA Y VANUATU, Y DISPUTAR UN repechaje contra el quinto equipo de Asia. Eso era predecible; menos factible parecía que los All Whites derrotaran a Bahréin para conseguir un cupo en Sudáfrica.
Decrease font Decrease font
Enlarge font Enlarge font
May 30, 2010

Nueva Zelanda

View CoverRead All Articles

LA SALIDA DE AUSTRALIA DE LA CONFEDERACIÓN DE OCEANÍA LE DESPEJÓ EL CAMINO A NUEVA ZELANDA PARA APLASTAR A EQUIPOS COMO NUEVA CALEDONIA Y VANUATU, Y DISPUTAR UN repechaje contra el quinto equipo de Asia. Eso era predecible; menos factible parecía que los All Whites derrotaran a Bahréin para conseguir un cupo en Sudáfrica.

Ahora este equipo, compuesto principalmente de semiprofesionales (el defensor Ryan Nelsen es el único que juega regularmente en un equipo de jerarquía) tendrá que enfrentarse al campeón del mundo, Italia. Para una nación de 4 millones de habitantes, llegar tan lejos ya es un logro, y la escuadra dirigida por Ricki Herbert está destinada a generar simpatías.

Pero Nueva Zelanda no va a Sudáfrica sólo de paseo. En la Copa Confederaciones 2009, los oceánicos demostraron que podían darle pelea a algunos de sus rivales más poderosos. Nueva Zelanda incluso le metió tres goles a Italia en un amistoso previo al torneo (aunque Italia anotó cuatro).

Tratándose del país más aficionado al rugby del planeta, la Selección neocelandesa tiene una oportunidad única de promover un deporte distinto. El hecho de que los partidos se vayan a transmitir por televisión y salgan en los diarios de Nueva Zelanda es un hito. Todo lo demás sería un milagro.

ATAQUE

Shane Smeltz es un delantero generoso, con talento para encontrar espacios. Arriba lo acompaña Chris Killen, un goleador prolífico en las divisiones menores de Inglaterra, aunque su carrera haya sufrido por lesiones. Rory Fallon, que anotó el tanto decisivo ante Bahréin, espera su oportunidad.

MEDIOCAMPO

Simon Elliott, que cumplirá 36 años antes del Mundial, ha jugado en la liga local, la Premier y la MLS, pero se ha lesionado una y otra vez. Por su edad, no hay que esperar mucho: lo suyo será intentar repartir el balón para conservar la posesión. El confiable Tim Brown estará a su lado en el centro, mientras que el veloz Leo Bertos correrá por la banda izquierda.

DEFENSA

La sociedad entre Nelsen—que estuvo seis semanas fuera a causa de una lesión a la rodilla—y Ben Sigmund es bastante sólida, y la última línea es probablemente la mayor fortaleza neocelandesa. Tony Lochhead patrullará el lateral izquierdo. Mark Paston está destinado a ser uno de los arqueros con más trabajo en todo el torneo.

Continue Story
1 2
Related Topics
  ARTICLES GALLERIES COVERS
Pero Nueva Zelanda 1 0 0
Bahrein 1 0 0
Gabriele Marcotti 9 0 0
Ryan Nelsen 1 0 0
United Nations 37 0 0