SI Vault
 
NELSON HAEDO VALDEZ
Sebastián Pérez Ferreiro
May 30, 2010
EL PUNTA, QUE CON SUS GOLES CLASIFICÓ A PARAGUAY A LOS ÚLTIMOS DOS MUNDIALES, AHORA DEBE CONVERTIRLOS EN SUDÁFRICA
Decrease font Decrease font
Enlarge font Enlarge font
May 30, 2010

Nelson Haedo Valdez

EL PUNTA, QUE CON SUS GOLES CLASIFICÓ A PARAGUAY A LOS ÚLTIMOS DOS MUNDIALES, AHORA DEBE CONVERTIRLOS EN SUDÁFRICA

View CoverRead All Articles

CABEZA CON CABEZA. ASÍ CELEBRARON NELSON HAEDO VALDEZ Y SALVADOR CABAÑAS EL GOLAZO CON QUE PARAGUAY DERROTÓ A ARGENTINA EL PASADO 9 DE SEPTIEMBRE POR LAS ELIMINATORIAS SUDAMERICANAS. AQUEL TRIUNFO EN ASUNCIÓN clasificó a la Albirroja a Sudáfrica y sumió en la crisis al conjunto de Diego Maradona. Pero más allá del rival y lo que estaba en juego, el partido será recordado por uno de los goles más bonitos de la ronda clasificatoria.

Haedo Valdez peinó la pelota hacia Cabañas en tres cuartos de cancha. Mientras el Mariscal giraba y enganchaba, haciendo pasar a dos albicelestes, Haedo Valdez corría hacia el área. El desenlace fue aún más espectacular: a la velocidad de un rayo, Cabañas tiró una pared con su compañero Édgar Barreto y de primera envió un pase a la carrera de Haedo Valdez, cuyo latigazo de zurda cruzado venció al arquero Sergio Romero.

Para Haedo Valdez y todo Paraguay, replicar esa jugada en Sudáfrica será imposible. Ausente estará el artífice de la faena. El disparo de bala en la cabeza que sufrió Cabañas el 25 de enero en un antro del Distrito Federal privará al Mundial de un verdadero crack. Sin el Mariscal, Paraguay podría volver a sufrir la falta de gol que lo aquejó en los últimos tres mundiales. Pero tal vez el que más sienta su ausencia será Haedo Valdez, el ariete guaraní de 26 años que aprovechaba como nadie los pases de Cabañas y las marcas que éste arrastraba.

Haedo Valdez empezó su carrera a los 15 años en el Atlético Tembetary de la Segunda División paraguaya. Hijo de un agricultor, sus orígenes en el pueblo de San Joaquín eran tan humildes, y el sueldo que cobraba del Tembetary tan magro, que el muchacho vivió durante dos años bajo las tribunas del estadio. "A veces hacía un calor de 40 grados [centígrados], otras llovía", dijo. "Era el infierno". La pobreza dio paso al bienestar en 2001 cuando el poderoso club alemán Werder Bremen se fijó en él. Con 18 años y sin haber debutado en la Primera guaraní, emigró a la Bundesliga, donde destacaba otro delantero paraguayo, Roque Santa Cruz.

Con el Bremen, Haedo Valdez ganó el doblete de liga y copa alemana de la temporada 2003-04, y no tardó en sumarse a la Albirroja. En octubre de 2005, tal como lo haría casi cuatro años después, fue el Bombardero Alemán quien clasificó a los guaraníes al Mundial 2006 con un gol ante Venezuela en Maracaibo. Con miras a la Copa del Mundo en Alemania, todo indicaba que Paraguay había encontrado en la dupla Santa Cruz-Haedo Valdez un ataque letal que, sumado a su tradicional defensa aguerrida, le permitiría pelear por cosas grandes.

Pero al igual que en Francia '98 y el Mundial 2002, en tierras germanas los guaraníes sufrieron anemia ofensiva. Santa Cruz y Haedo Valdez no encontraron la red contra Inglaterra, Suecia o Trinidad y Tobago, y Paraguay se despidió con una victoria ante los caribeños y dos derrotas. Poco después, Haedo Valdez pasó al Borussia Dortmund, acompañado por su propia sequía goleadora: sólo anotó una vez en la campaña 2006-07.

Quizá porque tiene un vínculo irrompible con su familia, pueblo natal y país, fue la Albirroja la que recuperó la confianza del Bombardero Alemán. Desde que asumió el técnico argentino Gerardo Martino—discípulo del ultraofensivo Marcelo Bielsa—Haedo Valdez se ha beneficiado de un esquema más ambicioso, en el cual ha formado dupla con Cabañas o incluso un tridente sumando a Santa Cruz. Así, fue el segundo artillero albirrojo en las eliminatorias con 5 dianas, una menos que el Mariscal.

Ahora los paraguayos esperan que Haedo Valdez ratifique su condición de cañonero en el Mundial, el torneo al que los clasificó dos veces con sendos tantos. Sin Cabañas—y teniendo que debutar ante el cerrojo defensivo de Italia—no hace falta que sus goles sean tan bonitos como el que derrotó a Argentina. Pero, sea como sea, el Bombardero tendrá que aportar los goles que Paraguay aún no encuentra en las Copas del Mundo.

1