SI Vault
 
CHILE
Richard Deitsch
May 30, 2010
LIDERADO POR UN ENTRENADOR APODADO EL LOCO, CHILE BIEN PUEDE SER EL EQUIPO MÁS INTERESANTE DEL GRUPO H. HISTÓRICAMENTE, LA ASCENDENTE ESCUADRA SUDAMERICANA ha contado con definidores inmisericordes, como Marcelo Salas e Iván Zamorano en los años noventa. En la actualidad esa tradición la mantiene viva Humberto Chupete Suazo. El delantero de 29 años pasa por encima de las defensas como si fuera una locomotora, y tiene una impresionante habilidad para encontrar el fondo de la red. Así se presentó en sociedad con su nuevo club, el Real Zaragoza de la Liga, después de consagrarse como el máximo goleador de las eliminatorias sudamericanas con 10 goles para la Roja.
Decrease font Decrease font
Enlarge font Enlarge font
May 30, 2010

Chile

View CoverRead All Articles

LIDERADO POR UN ENTRENADOR APODADO EL LOCO, CHILE BIEN PUEDE SER EL EQUIPO MÁS INTERESANTE DEL GRUPO H. HISTÓRICAMENTE, LA ASCENDENTE ESCUADRA SUDAMERICANA ha contado con definidores inmisericordes, como Marcelo Salas e Iván Zamorano en los años noventa. En la actualidad esa tradición la mantiene viva Humberto Chupete Suazo. El delantero de 29 años pasa por encima de las defensas como si fuera una locomotora, y tiene una impresionante habilidad para encontrar el fondo de la red. Así se presentó en sociedad con su nuevo club, el Real Zaragoza de la Liga, después de consagrarse como el máximo goleador de las eliminatorias sudamericanas con 10 goles para la Roja.

Pero Suazo no es el único jugador que puede anotar en el conjunto dirigido por el superofensivo Marcelo Loco Bielsa: en total los chilenos marcaron 32 tantos en las clasificatorias, uno menos que Brasil. (Huelga decir que, con su estilo de todo o nada, Chile recibió también 22 goles). Ese ataque avasallador permitió a la Roja cosechar una victoria de visita en Paraguay y el primer triunfo de su historia contra Argentina en un partido oficial. (La derrota de los albicelestes desencadenó la renuncia del entrenador Alfio Basile, quien fue sucedido por Diego Maradona).

Chile es un equipo al que nada le gusta tanto como ir hacia adelante. Además de Suazo, la delantera incluye a Mark Speedy González, el veloz puntero izquierdo del CSKA Moscú, y Alexis Sánchez, el Niño Maravilla, un extremo derecho del Udinese italiano con un dominio de balón endemoniado. El impulso incesante de atacar quizá provenga del hecho de que es el plantel más joven de todos los seleccionados sudamericanos: Sánchez tiene 21; el todoterreno Gary Medel—conocido como Pitbull por la intensidad de su juego, que además le valió el cariño de la hinchada del Boca Júniors argentino—tiene 22; el medio de contención Carlos Carmona (Reggina italiano), 23; y el enganche Matías Fernández (Sporting de Lisboa), elegido el mejor jugador sudamericano hace cuatro años, cumplirá 24 justo antes del Mundial. Los pones a todos juntos y, como dice el sabio entrenador español Vicente del Bosque, tienes simplemente "un equipazo".

Pero el gran responsable de que desde 2002 Chile haya trepado del puesto 84 al 16 en el ránking FIFA no es otro que el Loco Bielsa, un devoto de la disciplina táctica. Su formación predilecta—la que le ayudó a ganar el oro olímpico con la Selección argentina en los Juegos de Sidney 2004, cuando estaba al frente de su país natal—es una línea de tres defensores, otros tantos mediocampistas, un enganche y tres delanteros: un sistema que genera presión al rival pero que también requiere de mucho sacrificio de sus propios jugadores, sobre todo los extremos Sánchez y González, que deben retroceder cuando sus marcadores se proyectan. Los críticos de Bielsa afirman que ese atacar constante, sumado a la falta de laterales tradicionales en defensa, deja a Chile demasiado expuesto a los contragolpes. Pero si algo caracteriza a este plantel chileno es su capacidad para cumplir varias funciones a la vez, como exige el Loco. Un claro ejemplo es Arturo Vidal, jugador del Bayer Leverkusen de la Bundesliga, quien ha ocupado casi todas las posiciones en la defensa y el mediocampo de Bielsa. Aún así, que no quepan dudas: el arquero Claudio Bravo será sometido a una prueba tras otra en este grupo, que cuenta con duplas de ataque peligrosísimas como la española, Fernando Torres y David Villa, y la hondureña, Carlos Pavón y David Suazo.

Por otra parte, Bielsa no tuvo la mejor de las suertes en su último Mundial. Con Argentina quedó eliminado en primera ronda de Corea/Japón 2002, un fracaso rotundo para el entonces gran candidato del torneo. "No veo esto como una oportunidad de revancha por lo que me pasó en 2002", le dijo Bielsa a FIFA.com. "Nada de lo que pueda conseguir en el futuro borrará esa pena. Lo más importante en un Mundial es asegurarse de que los jugadores están en su mejor forma, y eso depende de muchos factores. Algunos de ellos los puedes controlar, pero otros son el resultado de todo lo que le ha pasado al jugador en los últimos 10 meses".

ATAQUE

Obviamente, la mayor fortaleza del conjunto chileno. La habilidad de Sánchez, la velocidad de González, la definición certera de Suazo y los tiros libres de Fernández: demasiadas armas para un solo equipo.

MEDIOCAMPO

La clave de la efectividad de Chile radicará en esta parte de la cancha. La mayor responsabilidad del trío Vidal-Carmona-Jean Beausejour será recuperar la pelota para dársela a Mati Fernández o los dos punteros, y ocupar posiciones defensivas rápidamente para mitigar los contragolpes rivales.

DEFENSA

Continue Story
1 2